Claro que va por mal camino si hacemos referencia a la gestión gubernamental de un gobierno que cada vez que accionan proyectos de gestión, habla su presidenta de facto o su ministro en estado de paranoia permanente, no estamos equivocados en confirmarlo. Recientemente la fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES), una ONG que es más proclive al mundo “pitita”, por quienes la componen, ha mostrado un

Leer mas...