En las redes sociales de manera insistente, se leen estas opiniones: “¡Hasta cuándo vamos soportar que nos roben de frente! ¡Por qué seguimos aguantando este gobierno saqueador!” Y es que el gobierno ha demostrado un descaro total a la hora de honrar los diez mandamientos de una biblia que sólo fue un adorno en manos blasfemas.

Por otra parte, estos lamentos que no conducen a nada, se convirtieron en reproche cuando las organizaciones de pueblos originarios decidieron desalojar del Palacio Quemado a los “sepulcros blanqueados”, de quienes la Biblia sentencia: “¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que son como sepulcros blanqueados. Por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre. Así también ustedes, por fuera dan la impresión de ser justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.”

(más…)