El 10 de mayo se conmemora en Bolivia el Día del Periodista. En una fecha similar de 1865 fue asesinado Cecilio Barragán, de esa profesión, por orden del tirano Mariano Melgarejo. Años más tarde, en 1938, el presidente nacionalista Germán Busch oficializó el recordatorio.

Con ese marco de fondo han sucedido ahora dos hechos significativos. Por una parte, el gobierno de facto promulgó el 7 de mayo el Decreto 4231, que ahonda las amenazas sobre las personas que “desinformen” acerca de la pandemia. Con la mayor parte de medios de comunicación bajo control, e incluso como cómplices de los golpistas, la norma evidentemente apunta contra la sociedad civil y su derecho a expresarse. La ambigüedad de la resolución es en la práctica un cheque en blanco para expandir y profundizar el amedrentamiento y la persecución, en una situación en la que son palpables la descoordinación, improvisación e incapacidad de gestión con relación al COVID 19 por parte del gobierno.

Habló el obispo

Precisamente el 10 de mayo el obispo católico Ricardo Centellas lanzó una serie de opiniones críticas sobre la gestión de gobierno, en su homilía en ocasión del Día del Periodista. Actualmente es arzobispo de Sucre y presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, lo que da más relevancia y visibilidad a sus juicios.

(más…)