Etiqueta: Ecuador

Escribo estas notas con el propósito de abrir una reflexión urgente y recuperar aceleradamente nuestra fuerza, compromiso y predisposición a una de las batallas más importantes entre los pueblos y las oligarquías, de los últimos 40 años de la historia nacional, similar a la que se produjo en la segunda vuelta de 2006 cuando nuestro compañero Rafael Correa derrotó al representante de las grandes élites económicas de nuestro país.

Hemos ganado con una enorme votación la primera vuelta y con un bloque parlamentario de 60-62 asambleístas, que de largo nos ratifican como la primera fuerza electoral. Aunque esta victoria es muy importante, no fue suficiente para vencer en el primer round, y vamos a una segunda vuelta, en la que tenemos las mejores condiciones para vencer, sólo depende de nosotros.

(más…)

Lawfare es un término en ingles que significa el uso abusivo de la justicia con finalidades políticas de eliminación y/o neutralización de un adversario del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica. Su aplicación en el continente sudamericano tiene una larga data; por razones de espacio, en esta nota se hará referencia a unos cuantos casos, célebres por los resultados que beneficiaron al imperialismo yanqui en su tarea de deshacerse de quienes ejercieron el derecho a oponerse a los dictámenes de Washington.

En Paraguay, Fernando Lugo, en el 2008, era elegido por el voto democrático de su pueblo como presidente de la Republica, poniendo fin a más de sesenta años de una dictadura travestida de democracia, que la ejerció con mano dura y un sinfín de asesinatos y abusos el tristemente célebre Alfredo Stroessner. Dictador lacayo del imperialismo yanqui, fue uno de los gestores del Plan Cóndor para eliminar a izquierdistas y revolucionarios en el continente. El imperio no se resignó nunca a esa derrota electoral y, en el 2012, la embajada yanqui instruyó a parlamentarios sumisos y venales, el inicio de un juicio político, acusando a Lugo de ser responsable de un enfrentamiento entre campesinos y policías en el departamento de Canindeyú. Resultado final: el electo presidente fue destituido sin más ni más; Bolivia, junto a otros gobiernos de la región, se opuso a ese golpe de Estado disfrazado.

(más…)

Una simpática reunión –videoconferencia de por medio, ya que el corona virus no da tregua– ha tenido lugar hace unas horas entre tres presidentes del continente. Jeaninne Añez (primero las damas) de Bolivia, Lenin Moreno de Ecuador e Iván Duque, de Colombia, han tenido un intercambio amigable de sonrisas y piropos, además de ideas y experiencias sobre la lucha contra la pandemia en sus respectivos países. No está mal la iniciativa. ¿Cuáles podrían ser los aportes respectivos, para que luego los otros dos restantes presidentes pudieran aprovecharlos? He aquí unos cuantos, no todos, porque el espacio periodístico, siempre mezquino, no alcanzaría ni multiplicando columnas y secciones.

Empecemos por Lenin Moreno, el ecuatoriano más conocido como el Judas de América, por haber traicionado al que fuera su presidente y quien lo avalara para ser el candidato de la Alianza País, en nombre de la Revolución Ciudadana. Moreno seguramente se ahorró la penosa tarea de dar un informe de situación, habida cuenta de las terribles imágenes que han circulado por los medios de comunicación, pero con mayor detalle en redes sociales, que muestran cadáveres en las aceras de Guayaquil y familias enteras clamando por un poco de ayuda, no ya para salvar a sus deudos, sino para darles cristiana sepultura. Les habrá aconsejado a los otros presidentes que es bueno poner cientos de kilómetros de distancia entre esos lugares infectos y las narices presidenciales; o habrá recomendado, también, el uso de alguna marca de perfume si la pestilencia es inevitable. Sin duda, les habrá pasado en mensaje aparte, los cientos de discursos e informes fabricados por sus asesores, para disimular la tremenda mortandad que asola a Ecuador, mientras su gobierno distrae a la opinión pública echando toda la culpa de lo ocurrido a Rafael Correa.

(más…)

Somos organizaciones de la sociedad, ciudadanas y ciudadanos conscientes, a quienes nos duele los miles de fallecidos, el desamparo y la incertidumbre de las familias ecuatorianas. Nos preocupan el hambre que ya padecen comunidades del campo y la ciudad. Nos indigna el abandono de las personas contagiadas y fallecidas por el COVID-19, y la inseguridad de los servidores de la salud, policía, militares y otros que luchan en primera línea contra la pandemia.

(más…)