Etiqueta: Nicaragua

El Departamento de Estado es la agencia de los Estados Unidos de Norteamérica encargada de manejar las relaciones exteriores del imperio. En la actualidad, su titular es el señor Michael Pompeo, uno de los hombres duros de la politica exterior que ha declarado públicamente sus preferencias, odios y pasiones en la materia. En una entrevista, jocosamente, confiesa que su gobierno ha mentido, ha chantajeado y ha iniciado guerras, en defensa de sus mejores intereses; léase, para salvaguardar e incrementar las ganancias de los gigantescos trusts y holdings de empresas que, en definitiva, son las que gobiernan a ese país.

Inmediatamente consumado el golpe de Estado de noviembre pasado en Bolivia, una de las primeras y efectivas tareas desarrolladas por los golpistas fue la toma de posesión de las embajadas y consulados del país en el exterior. La autoproclamada presidenta Jeaninne Añez no había completado todavía su gabinete, pero las principales embajadas y representaciones diplomáticas bolivianas ya tenían posesionados a los funcionarios que se harían cargo de ejecutar el inmediato realineamiento de nuestra política exterior, bajo los dictados del inefable Michael Pompeo.

(más…)

Con inusual rapidez y eficiencia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha procedido a conceder préstamos a, hasta ahora, once países de América Latina. Los gobiernos que han solicitado tal asistencia financiera, lo hacen en nombre de la emergencia del corona virus y la necesidad de disponer de fondos que permitan rápidamente combatir la pandemia… dizque. Todo indicaría que dicho organismo, de triste fama en la región, habría finalmente adquirido un compromiso con los pobres países que han sido viralmente castigados.

Uno de los primeros y solícitos gobiernos que ha estirado la mano ha sido la dictadura de Jeaninne Añez, Carlos Mesa y Fernando Camacho. Nuevamente, como en vergonzosas épocas que creíamos superadas, ha mostrado el muñón de país mendigo, que requiere de la urgente asistencia de la cooperación internacional. Y el FMI, benévolo como siempre con los gobiernos que le son sumisos, ha admitido sin mucho trámite la solicitud.

No ha sido la misma respuesta con los gobiernos de Venezuela y Nicaragua. Ambos gobiernos, confiados en que la buena fe primaría esta vez ante la emergencia mundial que ha despertado solidaridades impensadas y ratificado tozudeces imperiales, pensaron que dichos recursos estaban al alcance de quienes verdaderamente los necesitan. Venezuela, por ejemplo, un país castigado de manera inmisericorde por la decisión de los halcones de Washington de defenestrar al presidente Nicolás Maduro a como dé lugar, se encuentra agobiada por un cerco muy parecido al bloqueo económico que mantiene Estados Unidos sobre Cuba, desde hace siete décadas. El verdadero rostro del FMI –es decir, aquel que refleja qué intereses representa, de dónde vienen esos recursos y para qué sirven– se puso de manifiesto ante la también inmediata y oportuna negativa a ceder un solo centavo a regímenes que no son del agrado de Washington.

(más…)