Etiqueta: Presidenta de facto Jeanine Añez

Un tal Orellana, con rango de general, ha irrumpido en las instalaciones de la Asamblea Plurinacional de Bolivia, en traje de campaña, para exigir a este poder del Estado su conformidad con la orden de ascensos; más aún, ha dado públicamente un plazo de una semana para que esa decisión se tome de acuerdo a los gustos y preferencias de los milicos envalentonados en dictadura.

Tal afrenta a la formalidad democrática –que no otra cosa se vive actualmente en Bolivia– es, hasta ahora, corolario de un irracional y atávico complejo de los generales golpistas de su supuesto rol de “institución tutelar de la patria”, que dio pie a los innumerables golpes militares que asolaron la vida republicana y que, desde la caída de Gonzalo Sánchez de Losada, se pensaban erradicados de nuestra práctica política.

Carlos Sánchez Berzaín fue uno de los últimos políticos de la era neoliberal en sacar las tropas a las calles para reprimir al pueblo. Suya es la frase de que, con quinientos muertos más, la crisis política y económica que vivía el país podría ser manejable desde el punto de vista de quienes entregaron las riquezas nacionales a la voracidad extranjera. El pueblo puso el pecho y los afanes prorroguistas que contemplaban incluso trasladar la sede de gobierno a Santa Cruz, con la aquiescencia de militares cavernarios, fueron derrotados en las calles y en las carreteras.

(más…)

El incremento de casos de contagio con corona virus y su virtual concentración en los departamentos de Beni y Santa Cruz, forman parte de las múltiples aristas que tiene el pésimo tratamiento de esta pandemia en el país. Cada día, la prensa amordazada y autocensurada da cuenta de nuevos casos, tanto de contagio como de desenlace fatal, desmintiendo los supuestos logros y avances con que quiere hacer campaña electoral la autoproclamada presidenta. La dictadura de Jeaninne Añez, Carlos Mesa y Fernando Camacho coadyuva al empeoramiento de la situación con una pésima gestión salpicada por negociados y chambonadas que dejan al descubierto la esencia misma de un gobierno hecho por el imperialismo yanqui sin más propósito que alinearlo a sus políticas de dominación en su “patio trasero”.

Una primera pésima señal fue el cambio de ministro de salud, en medio de la crisis. No es que el anterior fuera una lumbrera ni mucho menos; es también parte de esa rosca de galenos que no vaciló en sabotear de manera permanente, salvaje e irresponsable, todo intento del gobierno popular y democrático de Evo Morales por reestructurar los servicios de salud en el país. Recordemos las huelgas por días, semanas y meses que dejaban a los pacientes a la intemperie del servicio, apoyadas por una muy bien financiada y orquestada campaña que se sintetizaba en la consigna “yo apoyo a mi médico”. En ese entonces, la “dictadura” de Evo, como todavía sostienen algunos despistados pititas, buscó de manera incesante el diálogo y la concertación, convencido de la buena fe de los galenos privilegiados que se escudaron y se escudan detrás de los colegios médicos.

(más…)

Con inusual rapidez y eficiencia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha procedido a conceder préstamos a, hasta ahora, once países de América Latina. Los gobiernos que han solicitado tal asistencia financiera, lo hacen en nombre de la emergencia del corona virus y la necesidad de disponer de fondos que permitan rápidamente combatir la pandemia… dizque. Todo indicaría que dicho organismo, de triste fama en la región, habría finalmente adquirido un compromiso con los pobres países que han sido viralmente castigados.

Uno de los primeros y solícitos gobiernos que ha estirado la mano ha sido la dictadura de Jeaninne Añez, Carlos Mesa y Fernando Camacho. Nuevamente, como en vergonzosas épocas que creíamos superadas, ha mostrado el muñón de país mendigo, que requiere de la urgente asistencia de la cooperación internacional. Y el FMI, benévolo como siempre con los gobiernos que le son sumisos, ha admitido sin mucho trámite la solicitud.

No ha sido la misma respuesta con los gobiernos de Venezuela y Nicaragua. Ambos gobiernos, confiados en que la buena fe primaría esta vez ante la emergencia mundial que ha despertado solidaridades impensadas y ratificado tozudeces imperiales, pensaron que dichos recursos estaban al alcance de quienes verdaderamente los necesitan. Venezuela, por ejemplo, un país castigado de manera inmisericorde por la decisión de los halcones de Washington de defenestrar al presidente Nicolás Maduro a como dé lugar, se encuentra agobiada por un cerco muy parecido al bloqueo económico que mantiene Estados Unidos sobre Cuba, desde hace siete décadas. El verdadero rostro del FMI –es decir, aquel que refleja qué intereses representa, de dónde vienen esos recursos y para qué sirven– se puso de manifiesto ante la también inmediata y oportuna negativa a ceder un solo centavo a regímenes que no son del agrado de Washington.

(más…)

La homilía de fin de semana en la que la alta jerarquía de la Iglesia Católica, súbitamente iluminada por el hálito divino, hace duras críticas a la dictadura presidida por Jeaninne Añez, empieza a surtir efecto. Uno de sus más serviles feligreses –de esa curia tan alejada de los pobres a los que Jesús prefería- ha puesto en circulación un vídeo en el que se suma a los críticos oportunistas. Carlos Mesa Gisbert hace pública aparición luego de silencios non sanctos en estos tiempos de crisis, para decir que ¡menudo descubrimiento! el gobierno de la señora Añez tiene dos funciones que cumplir: llamar a elecciones y enfrentar la pandemia. Que todo lo demás está demás.

Dice don Carlitos Mesa que el gobierno “nos sorprende” con una “cierta tentación de autoritarismo” (sic); es decir, que tal vez no es demasiado coartar la liberta de expresión con un decreto que amordaza aún más a la ciudadanía, que las gasificaciones últimas que muestran en Cochabamba toda la brutalidad de los “motines” enfrentados heroicamente a mujeres y niños que reclaman por comida, entre otras y últimas medidas represivas de los recientes días, son solo eso, una pequeña tentación.

(más…)

El domingo 10 de mayo, a minutos de las siete de la noche, el cielo ya oscuro de la invernal noche paceña se vio iluminado por una cohetería impresionante que emergía de todos los barrios de la sede de Gobierno. El pueblo, a pesar de las prohibiciones y las amenazas del ministro de gobierno, se ha dado modos para expresar el sentir nacional.

Ese mismo fin de semana, la alta jerarquía de la Iglesia Católica, tan comedida a la hora de criticar las acciones del gobierno legítimo y democrático de Evo Morales, finalmente tuvo que rendirse a la evidencia y admitir que esta dictadura les ha resultado peor que la supuesta enfermedad. Latrocinios sin par, narcotráfico desde aeropuertos internacionales, vejación de mujeres, niños y ancianos que protestan por un poco de comida, detención arbitraria de opositores bajo el sambenito de “sedición”, negación del derecho a la vida, desastrosa gestión de prevención y enfrentamiento de la pandemia, fiestas de los familiares e íntimos en franca burla a la aflicción popular, y una larga lista de desatinos, ponen de manifiesto el verdadero carácter de un gobierno hecho por y a la medida de la administración Trump.

(más…)

NUESTRA PALABRA No 2

Las organizaciones urbanas de sectores profesionales, sociales y territoriales de Cochabamba, preocupadas por la pésima gestión del Gobierno de facto y por su amenaza destructiva a las conquistas sociales logradas por el pueblo boliviano con mucho sacrificio, en legítimo derecho constitucional, expresamos que las elecciones son urgentes:

1. Por salud para todos

El régimen ha encerrado a la gente con medidas coercitivas, pero no ha tomado medidas sanitarias reales contra el coronavirus. Escasean los tests, y los pocos que hay parecen ser solo para privilegiados como familiares de ministros. Alquilan lujosos hoteles en vez de acondicionar los hospitales que estaban por entregarse y los ya existentes. La salud es parte de la vida y su protección es integral, pero no está asegurada para todos como debiera ser. El único plan del Gobierno frente a la pandemia es la represión, y sabemos que las balas y las botas no podrán nunca vencer a un virus. Mucho menos sucederá eso cuando no han sido capaces de equipar ni capacitar a médicos ni enfermeras, como tampoco a las Policía ni a las Fuerzas Armadas, contándose ya varios fallecidos entre trabajadores de la salud y uniformados, entre el más de un centenar de dolorosas pérdidas.

2. Por la legitimidad y legalidad

Nadie votó por Jeanine Áñez. Por ello Bolivia es inestable desde el golpe de Estado. Es necesario contar con un Gobierno elegido democráticamente para enfrentar las múltiples crisis que sufrimos desde octubre, como son la política, la pandémica, la económica y la alimentaria, que solo hallan como respuesta la violenta represión de una a administración que se dice transitoria. Únicamente autoridades que cuenten con la legitimidad de las urnas podrán enfrentar la calamitosa situación que sobreviene, para la que asimismo se precisa la legalidad que ha sido vulnerada por la ambición de prorroguismo. La norma aprobada en la Asamblea Legislativa refleja el sentido de la Constitución, y eso lo sabe incluso el Tribunal Electoral que ha decidido respetarla.

(más…)
Foto: Internet

Tras un largo periodo de un aparente reflujo en las acciones de los miembros de la Asamblea Legislativa se entró de lleno con la censura a los ministros de la presidenta de facto Jeanine Añez, que tras destituir a su ministro de Defensa lo vuelve a poner en el cargo como un acto de burla a la Asamblea Legislativa y la propia Constitución.

Pero por encima de ello, los asambleístas con esa acción valerosa, están dispuestos a poner el pecho exigiendo ahora la interpelación a otros del ejecutivo. Para ello, ya se tiene programada la interpelación a ministerios como de Desarrollo Rural, de Comunicación, Obras Públicas, de Gobierno y Relaciones Exteriores entre otros.
Y más allá de las censuras que, con buen criterio político de los asambleístas, están decididos a desmontar las acciones antidemocráticas del gobierno golpista. Detrás de ese escenario de censuras en las últimas horas comenzó a cobrar fuerza en las redes sociales una campaña contra la presidenta de facto Jeanine Áñez, de quien tres legisladoras, dicen “yo la conozco”, para cuestionar su falta de palabra y denunciar su gestión de gobierno.

Las diputadas Fernanda San Martín, Micaela Nina y Lourdes Millares, de Unidad Demócrata (UD) de la que Áñez fue parte mientras fue senadora y que ahora sustenta su alianza electoral Juntos, grabaron un video en el que una a una cuenta cómo actúa la mandataria transitoria.

(más…)