Etiqueta: Elecciones Ya!

Nuestra Palabra N° 21

Las organizaciones sociales urbanas y rurales de Cochabamba y del país, manifestamos nuestro rechazo ante aprestos personales, políticos e institucionales de este Gobierno de Facto que tiene como propósito central postergar las Elecciones Generales fijadas para el 6 de septiembre del 2020, afectando nuestros derechos políticos democráticos.

Nuestras 20 publicaciones anteriores, nos permiten definir este Gobierno de Facto: Primero, es pactado e improvisado, que por falta de visión, liderazgo y organicidad, se depura y consolida una élite neoliberal gobernante que todavía cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas, Segundo, en estos ocho meses, ha ocupado su gestión cumpliendo los acuerdos favoreciendo las estructuras financieras y productivas privadas, potenciando a organizaciones y personas de tendencia antipopular, encubriendo acciones ilegales de instituciones, policías, fiscales, grupos y personas con apoyo directo del Ministerio de Gobierno, para garantizarse el control del poder, Tercero, proscribe el proceso de transformación del Estado Plurinacional, proscribe a la mayoría de la población de toda instancia de decisión política, proscribe el modelo económico social, el mecanismo de acumulación, redistribución y las empresas estatales, criminaliza la solidaridad, la pobreza, el hambre, la protesta, proscribe la libertad de asociación, de locomoción y de reunión, proscriben la política de solidaridad internacional antiimperialista como mecanismo de integración regional y mundial.

(más…)

NUESTRA PALABRA No 12

Frente a la posición prorroguista y actitud permanente de boicotear las elecciones generales por el Gobierno de Jeanine Añez, las organizaciones sociales urbanas y sectores profesionales del país denunciamos ante la opinión pública a nivel nacional e internacional que una vez más la “Presidenta Transitoria”, se mofa del pueblo boliviano al rechazar la promulgación de la ley para viabilizar las elecciones generales previstas para este 06 de septiembre próximo. Es evidente que la negativa de promulgar la ley de elecciones obedece a una decisión político electoral para inviabilizar la elección de un gobierno legítimo.

La nueva fecha, es resultado del consenso entre la mayoría de los candidatos presidenciales y representantes de las diferentes organizaciones políticas, una reunión planteada a iniciativa del Tribunal Supremo Electoral, donde por cierto participaron representantes de la agrupación JUNTOS del que Añez es candidata.

(más…)

NUESTRA PALABRA No 7

Las organizaciones sociales urbanas y sectores profesionales de todo el país, expresamos nuestra
preocupación y rechazo por el surgimiento de ataques en contra del hermano Evo Morales Ayma,
estas acciones pretenden proscribir, por todos los medios posibles, la representación indígena
originario campesina y privarle al pueblo boliviano de la posibilidad de recuperar la democracia.
Durante catorce años, bajo el liderazgo histórico del hermano Evo Morales, hemos demostrado que
otra Bolivia es posible. No la Bolivia de la mendicidad, de la pobreza y del atraso, sino una Bolivia
que es conocida y reconocida en el mundo entero por sus logros políticos, económico, culturales y
sociales.

En lo político: la refundación de la Patria, el reconocimiento de nuestra plurinacionalidad, la profundización de la democracia, con la inclusión de los indígenas originario campesino, además de la participación de mujeres y hombres en igualdad de condiciones en la representación política y la construcción del Estado Plurinacional que llegue a todos los rincones del país, un Estado respetado a nivel internacional con liderazgo e iniciativa, con dignidad y soberanía.

En lo económico, hemos demostrado que con el control de nuestros recursos naturales y con empresas estratégicas fuertes podemos alcanzar la independencia económica. Sin el sometimiento a los condicionamientos del imperio, del Fondo Monetario Internacional, sin el ATPDEA, sin USAID, sin la denominada cuenta del Milenio hemos construido nuestro propio modelo económico social comunitario para producir, para industrializar, pero sobre todo, para redistribuir la riqueza.

En lo social, hemos reducido la pobreza, se ha ampliado y mejorado la calidad de vida de la clase media y redistribuido la riqueza como nunca antes en toda nuestra historia. Hemos reducido la desigualdad, protegido a los más vulnerables y construido un Estado más justo.
En lo cultural, se ha recuperado la dignidad con identidad, hemos construido la unidad en la
diversidad y la plurinacionalidad basada en la solidaridad, la descolonización y la despatriarcalización.

(más…)

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) ha resuelto admitir la demanda presentada por el candidato perdedor y actual ministro de la dictadura, Óscar Ortiz, para evitar la realización de las elecciones en los próximos 90 días, plazo computable desde el 3 de mayo pasado.

Por el momento, no es una negativa a acatar la ley sancionada por la Asamblea Legislativa Plurinacional que contempla ya una fecha tope para los comicios. Las elecciones nacionales deben permitir al pueblo boliviano elegir al gobierno legítimo y constitucional. Solamente este puede tener la autoridad y la representatividad necesarias para encarar la grave crisis nacional a la que nos ha empujado la dictadura de Jeaninne Añez y sus socios políticos Carlos Mesa y Fernando Camacho.

Desconocer el clamor popular por parte del TCP será abrir las puertas del caos y facilitar la consolidación de la dictadura. Negar el derecho al pueblo a elegir a sus gobernantes y representantes parlamentarios refleja el terror confeso de la derecha que se sabe de antemano perdedora en los próximos comicios electorales.

El Movimiento Guevarista de Bolivia exige al TCP una respuesta enmarcada en las normas vigentes y el clamor de la ciudadanía, de los movimientos sociales y hasta de los mismos candidatos de la derecha, que coinciden en la necesidad de convocar a elecciones a la brevedad posible. Esta petición es unánime y merece de parte del órgano supremo electoral una respuesta a esa altura. En caso contrario, los movimientos sociales y organizaciones populares, no tendrán más camino que el de la movilización para recuperar la democracia secuestrada por órdenes del imperialismo yanqui.

Elecciones ya!

Bolivia 27 de mayo de 2020

Dirección Nacional Movimiento Guevarista de Bolivia

La región amazónica, cuya superficie abarca los departamentos de Beni y Pando, además del norte de La Paz, ha sido secularmente ignorada por las élites gobernantes de Bolivia. Si alguna vez fue motivo de interesada preocupación, fue durante el auge de la goma, cuya explotación permitió a Nicolás Suárez amasar una inmensa fortuna.

Recién a partir del Proceso de Cambio, inaugurado en enero de 2006, pudo iniciarse un serio intento por afirmar la presencia del Estado, promover la integración y avanzar en el desarrollo de esas feraces regiones. Hubo, por cierto, que enfrentar grandes resistencias de los «dueños del pueblo» . Baste recordar la masacre de Porvenir, que cobró la vida de decenas de campesinos que se manifestaban pacíficamente reclamando derechos. Hoy, el principal responsable de esa masacre, Leopoldo Fernández, ha quedado en libertad por obra y gracia de la dictadura de Jeanine Añez y sus compinches Carlos Mesa y Fernando Camacho.

(más…)

El panorama nacional es tan o más desolador que el que nos muestran los medios de comunicación y las agencias de noticias con relación a la propagación del coronavirus por el mundo, con su secuela de muertes y paralización de las actividades humanas.

Pandemia que se agrava día a día, negociados infames con la salud y la vida de la gente, parálisis económica, hambre y miseria en los hogares bolivianos, insubordinación de cúpulas de milicos, impunidad para los parientes de la presidenta y para sus grupos de paramilitares, cárcel y persecución al pueblo masista.

Lo anterior es sólo una muestra del caos total al que nos estamos acercando vertiginosamente y que requiere, como los grandes males, grandes soluciones. ¿Dónde se encuentran ellas? En la iniciativa, la creatividad, la organización y la movilización de la gente. Multitudes que quieren ser escuchadas y no mandoneadas, pueblos que piden atención y no represión, jóvenes que demandan ser tomados en cuenta y no encarcelados.

(más…)

Literalmente, el escándalo por la compra de los respiradores o ventiladores hecha por la dictadura de Jeaninne Añez, Carlos Mesa y Fernando Camacho, tira excrementos por todo lado e intenta –por la vía de los grandes medios– involucrar hasta al defenestrado MAS, como culpable del delincuencial y doloso negociado que se hace con la salud del pueblo.

El tema, políticamente manejado, encuentra a dos seudo contrincantes en posición de apronte, aunque repartiéndose sonrisas por si acaso esto termine por favorecer al candidato de los salvajes e indios. Carlos Mesa se frota las manos, cada vez que salen a luz los nombres de los ministros, viceministros, directores, cónsules y demás comedidos que, de seguro, algo mordieron con el sobreprecio desvergonzado. Finalmente, piensa, son hombres y mujeres de la otra candidata.

El tema es serio. No han sido unos cuantos centavos, ni el famoso “10% de comisión” de las compras estatales: se trata de un sobreprecio que va más allá de la prudencia; entre tres y cuatro veces el valor real de mercado, por cada aparato, además de caro, inservible. ¿Dónde está ese dinero? ¿Se evaporó? Tal vez una respuesta audaz del muy inteligente ministro Murillo es que esa platita está en los bolsillos del Evo en Buenos Aires, ya que su aparato de inteligencia ha detectado que “Fernando Valenzuela, responsable de la Dirección Jurídica del Ministerio de Salud, fue relacionado con el MAS ya que llegó a esa cartera de Estado junto a Gabriela Montaño”; como reseña una comedida nota de prensa. En suma, todos salpicados, menos el ilustre e ilustrado candidato Carlos Mesa, pieza de recambio de la embajada norteamericana, seguramente preocupada porque su mujer de confianza le salió corneta.

(más…)

NUESTRA PALABRA No 5

Las organizaciones urbanas de sectores profesionales, sociales y territoriales de todo el país,
preocupadas por la pésima gestión gubernamental de presidenta de facto Jeanine Añez, excediendo sus atribuciones como gobierno transitorio, expresamos nuestro malestar y desacuerdo pleno con las
acciones y medidas que implementa, dirigidas a destruir el modelo económico plurinacional y las
conquistas sociales logradas durante muchos años de lucha incansable por el pueblo boliviano.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó al Gobierno de facto que las medidas para controlar el brote del COVID-19 guarden equilibrio entre proteger la salud, minimizar el impacto económico-social y respetar los derechos humanos. Si bien la cuarentena era necesaria para preservar la vida y la salud de los bolivianos, no obstante, ellas no estuvieron acompañadas con una estrategia para paliar el hambre de los más empobrecidos y tampoco de una estrategia para proteger el aparato productivo formal e informal, sin ningún plan de contención y menos de recuperación económica. Desde su inicio, el manejo gubernamental de Añez en lo económico fue y es absolutamente irresponsable y arbitrario, con tendencia clara a destruir el modelo económico plural con el que Bolivia gozaba de estabilidad y podía enfrentar a los embates de la economía global en crisis.

Ni bien consolidado el gobierno de facto, las empresas estatales comenzaron a sufrir el desmantelamiento, corrupción y saqueo de sus recursos. Esta restauración neoliberal se traduce en la inexplicable paralización de la inversión pública y privada. Se ha detenido la producción en las empresas estratégicas, como la planta de Urea de Bulo Bulo o la del Mutún. Se ha paralizado y dejado impagos los proyectos de desarrollo nacional y regional, como el Tren Metropolitano en Cochabamba. El sabotaje interno y corrupción en la administración de BOA, ENTEL y YPFB es tan agudo que las ha generado grandes pérdidas o las ha puesto al borde de la iliquidez. Es de este modo que la presidenta – candidata Añez encaminan al país una crisis y recesión inminente cuya reactivación opte por el camino peligroso de la privatización de las empresas de los bolivianos.

(más…)