Etiqueta: Binomio Luis Arce – David Choquehuanca

Lunes 09 de noviembre de 2020. Bolivia amanece estrenando un nuevo gobierno, bajo la presidencia de Luis Arce Catacora y la vicepresidencia de David Choquehuanca, “un solo corazón”, como repetía la consigna electoral acerca del binomio. En la víspera, se ha vivido un día de fiesta, sobre todo en la sede de gobierno. Multicolores ponchos y polleras, tipoy y pantalones, sombreros y ll´uchus, provenientes de todas las latitudes de la patria, se han congregado en la Plaza Murillo, para bailar, tocar quenas y tambores, abrazarse, festejar… Allá en la cuna del fascismo, en Santa Cruz de la Sierra, el bravo pueblo también ha festejado en sus reductos históricos, como el Plan 3000 y Ciudad Satélite; por toda la ciudad, los petardos han expresado la felicidad de los atemorizados. Entre tanto, los pititas violentos han visto reducidos sus puntos de bloqueo a un puñado de lugares donde los vecinos les han hecho saber su repulsa. Queda atrás la dictadura made in USA y se inaugura una nueva época, signada por la esperanza de retomar el camino del Vivir Bien y el desafío de no cometer los errores del pasado, sintetizados en las continuas concesiones a la derecha, con la ingenua ilusión de neutralizarla y “ganarla para el proceso”.

La presencia en los actos protocolares de representantes de países amigos, la ausencia de los invitados de la dictadura, como Juan Guaidó y otros sabuesos del imperio; la huida precipitada de la autoproclamada Jeaninne Añez a su natal Trinidad; la presencia de líderes opositores de la derecha democrática; todo ello simboliza el entierro de una época vergonzosa que debe servir de lección a los intentos imperiales por quebrar la voluntad del pueblo boliviano: podrán lograrlo por un breve tiempo, pero la historia sigue su curso y viste a Bolivia con un ropaje azul…

(más…)

La situación nacional está muy influida o signada por la situación internacional. Lo que ocurre acá en Bolivia está ocurriendo también en algunos países de Latinoamérica que se encaminan a procesos electorales o ya los están desarrollando, sean sectoriales o generales. En Chile, en este momento, hay una situación bastante álgida en la que el pueblo se enfrenta al gobierno de Piñera; Argentina enfrenta desde un gobierno democráticamente elegido la crisis que heredara de Mauricio Macri y la derecha de ese país; en Brasil el pueblo también soporta una dura crisis acentuada por la pandemia del corona virus; en tanto que en Colombia el pueblo y sus manifestaciones revolucionarias y populares continúan la guerra por la liberación nacional.

La contradicción que debemos resolver en el continente está referida a la relación con los Estados Unidos, que intenta de manera permanente someter a los gobiernos de la región e imponer decisiones. La presidente Jeanine Añez es también parte de estos eslabones de dominación que el imperialismo ha remachado sobre el continente. Vivimos bajo condicionamientos que pudieron ser enfrentados en el gobierno de Evo Morales que supo enfrentarse a la embajada norteamericana a tal punto que cuando venían las elecciones Evo Morales.

(más…)

Cuando esta nota esté circulando por las redes sociales –ya sabemos de la amable vista gorda que hacen los grandes medios masivos de comunicación con todo lo que se sale del libreto pactado– cruceños y cruceñas serán testigos de una sui generis manifestación pública, tanto por su contenido como por su forma: lujosos automóviles llevando a patrióticos ciudadanos acompañados de sus elegantes esposas que se oponen a las elecciones de septiembre.

Noticia de Ripley, aunque usted no lo crea, dirigentes cívicos del oriente han convocado a una manifestación a las dos y media de la tarde, a los pies de la estatua del Cristo Redentor, para pedir que las elecciones no se celebren el 6 de septiembre, tal como están convocadas de acuerdo a Ley. Pues ocurre que las molestosas encuestas dan cuenta que, día que pasa, sube la preferencia electoral del binomio Luis Arce – David Choquehuanca, en tanto que representantes de las élites cruceñas (Jeaninne Añez, Fernando Camacho y Tuto Quiroga, cada uno por su lado) disminuyen alarmantemente su popularidad; para peor, en la mismísima región que los vio nacer. El oriente boliviano –¡horror de horrores, Beni y Santa Cruz!– parece teñirse de azul…

(más…)

El Movimiento al Socialismo ha hecho público su rechazo a la presencia de la OEA en las elecciones de septiembre próximo. La razón es también de dominio público: numerosos informes independientes han demostrado que la teoría del fraude electoral, que dio pie al golpe de Estado de noviembre pasado, fue en realidad un fraudulento informe cocinado con suficiente anticipación, con la finalidad de derrocar al gobierno popular de Evo Morales, molestosa piedra en el zapato de Donald Trump.

Es ya sabido que la tristemente célebre Misión de Observación Electoral de ese organismo –calificado por la sabiduría popular como verdadero Ministerio de Colonias yanqui– rompió sus propios protocolos y se pronunció antes de que el escrutinio hubiera finalizado. Primero alegó sospechas y, finalmente, terminó afirmando sin decirlo, que se había producido un fraude. El golpe de gracia lo asestaron los medios de comunicación, que se dieron a la tarea de fijar en la mente colectiva un supuesto dolo en el acto electoral. Pruebas nunca aparecieron y se sustituyeron con balbuceos que, con el paso del tiempo, dan cuenta de la penosa labor cumplida por ese organismo (norte) americano. No todo fue una tasa de leche; hubo voces honestas que se alzaron desde dentro de esa misión. Delegados de Argentina cuestionaron la forma y metodología abiertamente injerencista, pero fueron rápida y mediáticamente neutralizados, bajo la acusación de ser “espías”…

(más…)