Etiqueta: Poder Político

La segunda guerra mundial al imponer un nuevo orden mundial, bifurca la realidad del campo político: por un lado la democracia liberal y por el otro el socialismo marxista. Nuestro país, debido a su dependencia de EEUU y con una severa advertencia como fue el colgamiento de Gualberto Villarroel, asume la democracia liberal como sistema político.

(más…)

Piden  reconciliación a cambio de silencio, reclaman respeto a los  derechos humanos de los victimarios olvidando a  las víctimas, quieren cómplices para  la  impunidad y el olvido, exigencias machaconas que son  una afrenta a todo el pueblo.

No podemos, no debemos callar, hablemos de los que matan[i] .

(más…)

“Algunos padres de doctrina se comportan como verdugos porque, personalmente, con sus propias manos castigan afrentosamente y sin miramientos azotan desnudos y en cueros a los indios, sin fijarse si las víctimas son indios principales y comunes. De este modo el padre verdugo azotó al cacique D. Francisco Auquiquia.

(más…)

La política, las ideologías, el compromiso militante, han sido devaluadas, no es una casualidad o el fin de la historia, sino una estrategia política para concentrar el poder y retornar a los tiempos de la monarquía o la concentración total del poder. En esa medida la despolitización de las sociedades, es un fenómeno mundial.

La concentración del poder solo es posible cuando se aleja al ciudadano del Estado, ese fenómeno se intensificó en Bolivia a partir del año 1985, con el llamado ajuste estructural. La llamada “relocalización” aniquiló físicamente a la denominada “vanguardia proletaria” concentrada en los trabajadores mineros.

(más…)

La “prensa” es una abstracción, lo que realmente existe son periodistas de piel y hueso, por lo tanto, poseedores de ideologías, complejos y subjetividades. En momentos de crisis, las cosas se muestran como realmente son, nos dice Rene Zavaleta y la comprobación de esta afirmación se encuentra en los periodistas que en esta crisis prolongada, demuestran sus arquetipos racistas.

El periodismo se encuentra herido de muerte porque los encargados de mantener la credibilidad, principal requisito del oficio, ha sido dilapidado de la manera más vil y miserable. Lo que vemos a diario nos muestran: titulares amarillos, vociferaciones dramatizadas, selección de entrevistados, ponen en sus revistas a los mismos “caseritos”, apoyo directo y con alfombra roja condescendiente, a los miembros del gobierno de facto.

(más…)

La respuesta parece obvia, pero definitivamente no lo es. Más allá de cómo se nos presentan a los ojos las cosas, es preciso entenderlas en sus lógicas internas, en sus vericuetos, en sus idas y vueltas, para comprenderlas no solo en sus formas, sino también en sus contenidos.

Pese a su alejamiento del Gobierno, indudablemente Evo Morales continúa siendo el contingente donde se atesora la esperanza de los sectores más pobres del país: del pequeño productor campesino, del migrante que vive en las zonas suburbanas que circundan nuestras ciudades capitales, del trabajador por cuenta propia, de los constructores, maestros y ayudantes, del vendedor ambulante.

(más…)

La Constitución Política del Estado, ha sido reemplazada con la famosa “ley del embudo”. Un funcionario del gobierno quiebra la cuarentena, un candidato se moviliza por todo el país con el pretexto de “entregar barbijos a la policía”, un presentadora de televisión, pariente de una candidata oficialista, tiene protección para concentrar personas en la cantidad que no está permitida.
Por otra parte, una enfermera que se moviliza en bicicleta para llegar a su trabajo es detenida, una Alcaldesa, que tenía una reunión de trabajo en su domicilio es acusada falsamente y detenida, su hijo es tratado como delincuente y enviado a un centro correccional. Esa es la Bolivia de hoy. El Decreto Supremo 4200, es en realidad, la “ley del embudo”.

Es conocida la frase “el Estado soy yo”, frase atribuida a Luis XIV, y que resume el carácter unipersonal del poder. La aristocracia de todos los tiempos mantiene la creencia de ser enviada por Dios para gobernar, un Dios malvado por supuesto, pues cada rey o príncipe ha tenido que ganar con sangre su corona.

(más…)

El virus viaja con las personas y en las cosas. Todas y todos sabemos las cosas generales acerca de este virus, lo extraño es que autoridades no sepan qué medidas tomar, por lo menos mirando lo que han hecho y hacen otros países.

Con la torpeza acostumbrada, el Alcalde de Cercado-Cochabamba, ha decidido que la Villa Sudamericana sea el centro de cuarentena, cuando es conocida la información que no cuenta con servicios básicos, sobretodo de agua, y el gendarme de turno, amenaza con cárcel, estado de sitio y si estaría en sus manos seguramente con la pena de muerte, hacer cumplir las “decisiones”.

(más…)