Etiqueta: Ley de postergación de Elecciones


En conferencia de prensa los empresarios de Cochabamba han pedido la renuncia de la gobernadora y del alcalde, ellos piden: “autoridades con carácter, con pantalones y bombachas bien puestas”, recordando las palabras de un dirigente del transporte que pedía las medidas de los pantalones del dictador García Meza.

Los empresarios quieren recuperar el espacio político que perdieron, una vez que el neoliberalismo dejó de ser la política oficial del Estado. Con el discurso de “salvar a Cochabamba” se ha puesto en marcha para desestabilizar el gobierno departamental y municipal, que son autoridades legales y legítimas.

(más…)

El martes 23 de junio, a eso de las nueve de la mañana, el canal alternativo Radio Kausachun Coca difundió la entrega de medicinas naturales por parte de los autoconvocados y la Coordinadora popular del Sur para la población del trópico que ahora vive su momento más difícil -como todo Bolivia- en relación a la pandemia. Sin embargo, a la media hora se supo que tres de los miembros de la Coordinadora popular del Sur habían sido detenidos. La imagen fue alarmante: arrestados por agentes encubiertos vestidos de civiles, en vehículos sin placa y sin ser de oficio policial.

Pasaron algunas horas y al medio día ya se sabía que estaban acusados por terrorismo y atentar contra la salud pública pero además que se tenía la intensión de llevárselos a La Paz. La gente de la zona sur afligida por no entender las razones del traslado y la aprehensión anunciaron bloqueos para el medio día. Un acercamiento a los comunicados recientes de la zona sur señala una profunda desconfianza en la justicia y el temor a la arbitrariedad dada la actuación que demostrado el gobierno de Añez desde noviembre del año pasado frente a sus rivales políticos y sociales.

(más…)

La autoproclamada presidenta Jeanine Añez ha promulgado, finalmente, la ley que convoca a elecciones nacionales para el 6 de septiembre de este año. Ha pretendido mostrar esta medida como una concesión suya y no como el derecho que tiene el pueblo de Bolivia a elegir democráticamente a sus gobernantes. Precisamente, los pronunciamientos categóricos de diversos sectores y movimientos sociales, además de los partidos socios de Añez en el golpe de noviembre, han presionado al gobierno de facto para que cumpla su único mandato: la convocatoria a elecciones generales.

Añez también ha aprovechado la oportunidad para deslindar responsabilidades respecto al impacto de la pandemia que azota al país, insinuando que su agravamiento tendría como responsables a quienes piden elecciones libres. Es una forma de poner una cortina de humo para evitar una fiscalización sobre los cuantiosos recursos obtenidos precisamente para combatir el Corona Virus; recursos tanto de créditos como de donaciones que, hasta la fecha, sólo han servido para enriquecer ilícitamente al círculo gobernante y a la familia presidencial. Utilizar la pandemia como recurso para justificar el uso de fondos para su campana es un burdo intento de negar la plena responsabilidad de este gobierno en la pésima gestión de la crisis sanitaria.

(más…)

La autoproclamada presidenta “interina” Jeaninne Añez se ha manifestado en contra de la promulgación de la Ley de Convocatoria a Elecciones, alegando que la realización de comicios en el país pondría en grave riesgo a la salud de la población. Detrás de ese pretexto, se esconde el deseo de prorrogar en forma indefinida un gobierno ilegítimo que no tiene ningún sustento legal, para cumplir con los dictámenes del imperialismo yanqui.

No otra cosa significa una serie de medidas que viene adoptando en diversos aspectos de la vida nacional, que ponen en riesgo el futuro del país. Los compromisos en el plano financiero, las reformas a la estructura gubernamental, el manejo servil de las relaciones internacionales alineadas completamente con la política norteamericana, la subordinación de la Justicia a sus mezquinos intereses basados en el odio y la venganza, entre otras, son medidas que no tienen carácter transitorio.

(más…)

Tras los últimos escándalos del ministro de la presidencia, demostración que no fue desmentida por éste, ni del gabinete de Añez, el uso indebido de bienes del Estado, evidencias de tráfico de influencias, corrupción en YPFB, renuncia de dos ministros y una larga lista de hechos irregulares que ya conocemos desde noviembre del pasado año, vemos que parece caerse ese espejitos de colores que nos presentaron hace cinco meses.

Salvador Romero

Los escándalos han tocado fuertemente a la cúpula de Añez que ni el propio Ministro Murillo toma la palabra para defender a sus colegas del descalabro que se evidencia cada día. Ni llamó la atención y fue poco creíble que, bajo argumento de contagio del COVID 19, dos ministros se apartaran del gobierno para hacer su cuarentena.

(más…)