Etiqueta: Trabajadores

Edgar Ramírez, el mítico dirigente minero apodado “Huracán”, fue de aquellos que se elevó por encima de sus pares con una estatura moral difícil de encontrar: firme de convicciones, hombre que no tenía embargada su voz con nada ni con nadie, transitó la vida con humildad, huyendo de la fama, de los halagos y los elogios como de la peste. Leal a la certeza de que el poder de transformación de la sociedad es un hecho colectivo y no de individualidades, huía de la notoriedad para refugiarse en el crisol de la lucha anónima, pero efectiva. Lo pinta de cuerpo entero aquella anécdota de la inauguración de su obra, las modernísimas instalaciones del Archivo Histórico de la COMIBOL; entonces, el ministro de turno envió una placa en la que, para no salirse del libreto de los figurones, hizo colocar su nombre. Vísperas de la inauguración, manos de un ex perforista de interior mina la hicieron retirar y fundir de nuevo, para escribir en ella que esa obra se debía sólo al sacrificio y a la entrega de todos los anónimos trabajadores mineros de su patria.

(más…)

Ahora el turno es de las organizaciones que no darán a torcer su posición respecto a la postura del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que traslada, en concordancia con el mandato del gobierno y de sus aliados de la derecha, las elecciones para octubre en un nuevo afán de buscar que se repita el escenario del pasado año.

El asalto al poder y el olvido de la Constitución Política del Estado (CPE), son los indicadores que estamos a merced de los “nuevos salvadores de la patria”, que repetirán con el permiso de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el TSE, su propia aventura golpista, en la misma línea que sus operadores lo hicieron.

(más…)

La contradicción fundamental en el capitalismo se da entre los dueños del capital y los trabajadores. En todo hecho productivo de mercancías, los primeros basan su conducta en la acumulación de la plusvalía generada por los trabajadores, los únicos que agregan un valor adicional al de las materias primas y de los medios de producción utilizados -que además les son ajenos-, desplegando su fuerza de trabajo a cambio del salario/sueldo que en términos cuantitativos es siempre menor al valor de dichas mercancías. El resto (el plus-valor) es apropiado por el capitalista.1

Fue la teoría neoclásica a fines del s. XIX, precursora del neoliberalismo, que concibió categorías que adopta la teoría económica vigente junto al sentido común alienado, justificando que la masa de plusvalía expoliada a los trabajadores e invertida por el capital en su forma productiva para producir determinado tipo de mercancías, que una vez efectivamente demandadas o vendidas, resulta en una suerte de salario para el capitalista a título de beneficio o utilidad, pero multiplicado por miles o millones respecto al salario de un obrero o al ingreso de una trabajadora por cuenta propia, o al sueldo de un maestro, etc., etc.2

(más…)

En una reciente entrevista, Jorge “Tuto” Quiroga ha confesado su verdadera y única preocupación respecto al futuro del país. Lo ha dicho sin ambages: lo más importante es que el MAS nunca más vuelva a gobernar el país. A renglón seguido, luego de una tibia crítica a la candidatura de Jeaninne Añez –que seguramente algo de sombra le hace en su afán de sobrepasar su paupérrimo techo porcentual de la preferencia electoral– ha dicho que se aliaría con Fernando Camacho, con quien comparte el mismo miedo visceral y odio racista al pueblo.

Ni una sola palabra ha dicho de cómo debería enfrentarse la crisis política en la que el MAS IPSP, mal que le pese, es un factor ineludible a la hora de enhebrar alguna propuesta en ese sentido. Sus ideas neoliberales del dejar hacer y dejar pasar tampoco se traducen en una propuesta concreta de cómo enfrentar la crisis económica, qué hacer con la pandemia, cómo garantizar el empleo y los salarios. No. Su preocupación, así lo confiesa, es luchar “contra (¿Fidel y/o Raúl?) Castro en Cuba, contra Nicolás Maduro en Venezuela” y contra… ¿Evo en Bolivia? Cuando uno lo escucha, pareciera estar escuchando a Elliot Abrams, el defenestrado responsable de la política exterior norteamericana para derrocar al presidente venezolano.

(más…)